recorridoalatierraprometida

Mes de. . .

VISITA DE LAS RELIQUIAS DEL BEATO JUAN PABLO II
“¿Qué es la santidad? Es precisamente la alegría de hacer la voluntad de Dios”.Juan Pablo II, Visita a la parroquia romana de San José, 18 enero 1981.

“En ella [la historia del cristianismo] podemos ver que los santos, guiados por la luz de Dios, son los auténticos reformadores de la vida de la Iglesia y de la sociedad”.

Benedicto XVI, Audiencia general de los miércoles, 13 enero 2010.

En las dos catequesis anteriores hicimos un repaso sobre la vida del beato Juan Pablo II y conocimos más a fondo el significado de las reliquias, el tipo de veneración que merecen y en concreto las reliquias del difunto Papa que visitan México. En esta catequesis se trata de reflexionar sobre este hecho tan importante para nuestro país y sobre todo para los mexicanos católicos, en un momento de dificultades, violencia y cierta descomposición social.

La visita de las reliquias de Juan Pablo II a México debe ser para nosotros los creyentes una oportunidad de acercarnos más a Dios y de reflexionar sobre nuestra vida cristiana. Es ciertamente una ocasión de manifestar nuestra religiosidad popular, de vivir juntos la alegría de recordar a este Papa que tanto quiso y quiere todavía desde el cielo a México. Sin embargo, es muy importante que interioricemos cada uno este acontecimiento y trascendamos el aspecto meramente exterior. La visita de las reliquias es una oportunidad para que cada uno examine cómo lleva su relación con Dios y con los demás, y para pedirle a Dios que nos haga ver con claridad su voluntad y nos dé la fuerza de llevarla a cabo. Es también una ocasión de pedir la intercesión de Juan Pablo II ante Dios por nuestro país y por las necesidades de cada uno.

Juan Pablo II dedicó todas sus fuerzas hasta el último momento, para invitarnos al encuentro con Jesucristo Nuestro Señor, que él mismo hacía realidad en su propia vida. Por tanto, ahora que nos visitan sus reliquias no puede ser una excepción y es también una invitación de su parte a que nos encontremos con nuestro único Salvador, Jesucristo. El encuentro con Cristo cuando nos dejamos tocar por su gracia, a través de la oración y de los sacramentos especialmente la Confesión y la Eucaristía, es el único modo en que podremos cambiar interiormente y el modo en que como consecuencia de este cambio interior, cambiaremos nuestra sociedad.

Decía Juan Pablo II que la santidad es la alegría de hacer la voluntad de Dios (ver cita arriba), y solamente si hacemos la voluntad de Dios podremos vivir en armonía en un ambiente de justicia y de paz. La situación actual de nuestro país, demanda un compromiso de parte de todos, y especialmente de los cristianos, de esforzarnos por la santidad, es decir, de esforzarnos por vivir conforme a los mandamientos de Dios, que son el único camino que nos lleva a una paz duradera.

Existen algunos santos que han tenido una vida muy llamativa e incluso algunas veces con hechos extraordinarios. Existe también una llamada a la santidad en la vida ordinaria, que es a la que estamos llamados la inmensa mayoría de los cristianos, pero no por eso menos importante y no por eso menos necesaria. La visita de las reliquias de Juan Pablo II a nuestro país es una ocasión de que sintamos la llamada de Dios a seguir con alegría su voluntad, a trabajar por colaborar en hacer de nuestra tierra un lugar donde resplandezca el amor de Dios. ¡No hay más tiempo que esperar! Dios necesita de nosotros hoy, nuestros hermanos mexicanos necesitan de nosotros hoy, y todos necesitamos de Dios y de los demás.

Venerar las reliquias del beato Juan Pablo II significa reconocer la santidad que existe en la Iglesia, en especial en aquellos miembros suyos que han identificado plenamente su vida con la de Jesucristo, el único verdaderamente Santo y fuente de toda santidad. Las reliquias nos hacen referencia a Dios, puesto que son una oportunidad de reconocer las maravillas que Dios hizo en la vida de Juan Pablo II y a través de Juan Pablo II en beneficio de toda la Iglesia y de todos sus miembros. La santidad del hombre, a la que todos estamos invitados, es obra de Dios, y por su gracia ha querido contar con nuestra libertad y nuestra participación para derramar sobre nosotros todos sus dones que nos llevan a dicha santidad.

La visita de las reliquias de Juan Pablo II a México significa un rayo de esperanza en nuestro país que va por los caminos de esta tierra entre luces y sombras. Significa una ocasión para todos de reencontrar las vías que nos lleven a convivir, como hermanos que somos, en armonía y paz. Su visita es una ocasión para que reflexionemos sobre todo aquello que nos une, sobre los valores que hacen de México un lugar único y que nos dan identidad.

Juan Pablo II tenía una gran capacidad de diálogo y sobre todo sabía escuchar a los demás. En el momento actual de nuestro país, podemos aprender mucho de estas cualidades que hacen tanta falta para lograr el México que todos queremos, donde reine la justicia y la paz, y donde todos tengan oportunidad de vivir con dignidad.

La visita de las reliquias es también una ocasión para que con alegría y serenidad cada uno se examine y se pregunte, ¿en qué puedo cambiar para mejorar como persona y como cristiano(a)? Asimismo es una ocasión para impulsarnos con renovado ánimo a vivir a fondo el Evangelio y a querer ser entusiastas difusores de la alegría de sabernos amados y queridos por Dios, con esa certeza que tenía Juan Pablo II y que con sus palabras y sobre todo con su vida supo transmitir siempre.

Fuentes:

* http://www.vatican.va (página oficial de la Santa Sede).

* http://www.diocesistoluca.org.mx (página oficial de la Diócesis de Toluca). Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos, Obispo de Toluca, Presentación de las catequesis sobre la visita de las reliquias de Juan Pablo II, Toluca, 11 de agosto de 2011

Lista de Ciudades por visitar en México:
6 de diciembre – Zacatecas
7 de diciembre – Aguascalientes
8 de diciembre – San Juan de los Lagos
9 de diciembre – León
10 de diciembre – Irapuato
11 de diciembre – Celaya
12 de diciembre – Querétaro
13 de diciembre – Cuautla
14 de diciembre – Cuernavaca
15 de diciembre – Regreso al Distrito Federa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

INTENCION DEL SANTO PADRE GENERAL MES DE DICIEMBRE

POR LA CONCORDIA Y LA PAZ "Para que todos los pueblos de la tierra, a través del conocimiento y el respeto recíproco, crezcan en la concordia y la paz."

INTENCIÓN DEL SANTO PADRE PARA EL MES DE DICIEMBRE

INTENCIÓN MISIONERA. " Para que los niños y jóvenes sean mensajeros del Evangelio y para que su dignidad sea siempre respetada y preservada de toda violencia y explotación "

Únete a otros 50 seguidores

Blog Stats

  • 17,723 hits

Reflexiones

A %d blogueros les gusta esto: