recorridoalatierraprometida

Archive for agosto 2011

SAN RAMON NONATO  (31 DE AGOSTO)

San Ramón nació de familia noble en Portell, cerca de Barcelona, España en el año 1200. Recibió el sobrenombre de non natus (no nacido), porque su madre murió en el parto antes de que el niño viese la luz. Con el permiso de su padre, el santo ingresó en la orden de los Mercedarios, que acababa de fundarse. San Pedro Nolasco, el fundador, recibió la profesión de Ramón en Barcelona.

Progresó tan rápidamente en virtud que, dos o tres años después de profesar, sucedió a San Pedro Nolasco en el cargo de “redentor o rescatador de cautivos”. Enviado al norte de Africa con una suma considerable de dinero, Ramón rescató en Argel a numerosos esclavos. Cuando se le acabó el dinero, se ofreció como rehén por la libertad de ciertos prisioneros cuya situación era desesperada y cuya fe se hallaba en grave peligro. Pero el sacrificio de San Ramón no hizo más que exasperar a los infieles, quienes le trataron con terrible crueldad. Sin embargo, el magistrado principal, temiendo que si el santo moría no se pudiese obtener la suma estipulada por la libertad de los prisioneros a los que representaba, dio orden de que se le tratase más humanamente. Con ello, el santo pudo salir a la calle, lo que aprovechó para confortar y alentar a los cristianos y hasta llegó a convertir y bautizar a algunos mahometanos. Al saberlo, el gobernador le condenó a morir empalado, pero quienes estaban interesados en cobrar la suma del rescate consiguieron que se le conmutase la pena de muerte por la de flagelación. San Ramón no perdió por ello el valor, sino que prosiguió la tarea de auxiliar a cuantos se hallaban en peligro, sin dejar escapar la menor ocasión de ayudarlos.

San Ramón encaró dos grandes dificultades. No tenía ya un solo centavo para rescatar cautivos y  predicar el cristianismo a los musulmanes equivalía a la pena de muerte. Pero nada lo detuvo ante el llamado del Señor. Conciente del martirio inminente, volvió a instruir y exhortar tanto a los cristianos como a los infieles. El gobernador, enfurecido ante tal audacia, ordenó que se azotase al santo en todas las esquinas de la ciudad y que se le perforasen los labios con un hierro candente. Mandó ponerle en la boca un candado, cuya llave guardaba él mismo y sólo la daba al carcelero a la hora de las comidas. En esa angustiosa situación pasó San Ramón ocho meses, hasta que San Pedro Nolasco pudo finalmente enviar  algunos miembros de su orden a rescatarle. San Ramón hubiese querido quedarse para asistir a los esclavos en Africa, sin embargo, obedeció la orden de su superior y pidió a Dios que aceptase sus lágrimas, ya que no le había considerado digno de derramar su sangre por las almas de sus prójimos.

A su vuelta a España, en 1239, fue nombrado cardenal por Gregorio IX, pero permaneció tan indiferente a ese honor que no había buscado, que no cambió ni sus vestidos, ni su pobre celda del convento de Barcelona, ni su manera de vivir. El Papa le llamó más tarde a Roma. San Ramón obedeció, pero emprendió el viaje como el religioso más humilde. Dios dispuso que sólo llegase hasta Cardona, a unos diez kilómetros de Barcelona, donde le sorprendió una violenta fiebre que le llevó a la tumba. El santo tenía aproximadamente treinta y seis años cuando murió  el 31 de agosto de 1240. Cardona pronto se transformó en meta de peregrinaciones. Fue sepultado en la capilla de San Nicolas de Portell.

MARTIRIO  DE  SAN JUAN BAUTISTA  (29 DE AGOSTO)

San Juan Bautista tiene dos fiestas , la de su nacimiento y la de su martirio. La primera se celebra el día 24 de junio, y la segunda el 29 de agosto.

Hijo de Zacarías e Isabel, pariente de la Virgen María, es el precursor de Jesucristo. En esta misión se entrega totalmente viviendo en penitencia, austeridad, y celo por las almas. Bautizó a Jesús en el Jordán. Juan Bautista tuvo el coraje para decirle al rey Herodes que el adulterio era un pecado. Herodes no soportó esta verdad dicha en su cara. Herodes Antipas había cometido un pecado que escandalizaba a los judíos porque esta muy prohibido por la Santa Biblia y por la ley moral. Se había ido a vivir con la esposa de su hermano. Juan Bautista lo denunció públicamente. Se necesitaba mucho valor para hacer una denuncia como esta porque esos reyes de oriente eran muy déspotas y mandaban matar sin más ni más a quien se atrevía a echarles en cara sus errores. Herodes al principio se contentó solamente con poner preso a Juan, porque sentía un gran respeto por Él. Pero la adúltera Herodías estaba alerta para mandar matar en la primera ocasión que se le presentara, al que le decía a su concubino que era pecado esa vida que estaban llevando. En la fiesta del cumpleaños de Herodes hubo un gran banquete. Una de las invitadas era la hija de Herodías, Salomé. Esta bailaba muy bien

Entonces le dijo que le pidiera lo que quisiera. Esta respondió: “Quiero que ahora mismo me des en una bandeja, la cabeza de Juan Bautista”. El rey Herodes, en lugar de obrar en conciencia, porque estimaba mucho a Juan Bautista, mandó que le cortaran la cabeza y la llevaran al banquete para escarnio de todos. Los judíos la tomaron con el rey. Le decían que había pecado. La Biblia y la ley moral no permiten el adulterio. Este pecado los llevó al crimen y asesinato de un Santo. Juan murió mártir de su deber, porque Él había leído la recomendación que el profeta Isaías hace a los predicadores: “Cuidado: no vayan a ser perros mudos que no ladran cuando llegan los ladrones a robar”. El Bautista vio que llegaban los enemigos del alma a robarse la salvación de Herodes y de su concubina y habló fuertemente.

Ese era su deber. Y tuvo la enorme dicha de morir por proclamar que es necesario cumplir las leyes de Dios y de la moral. Fue un verdadero mártir. La tradición, más tardía, cuenta que Herodías murió poco después cuando al pasar un río, éste se congeló, se abrió el hielo y se la tragó. Puede haber sido así o no. Pero lo que sí es histórico es que Herodes Antipas fue desterrado después a un país lejano, con su concubina. Es que no hay pecado que se quede sin su respectivo castigo.

Ultimo profeta y primer apóstol, Él dio la vida por su misión, y por eso es venerado en la Iglesia como mártir.

Les comparto éste excelente video, que tengas un excelente día ¡

Aclamación: “Velen y oren para que puedan presentarse sin temor ante el Hijo del Hombre.” Evangelio:   Mateo  (25,1-13)

“Cinco descuidadas y cinco previsoras.
“El exceso de confianza es la madre del descuido.” No puedes confiarte de algo o alguien de tal modo que lo dejes de lado sin
prestarle al menos los cuidados mínimos para que siga vigente en buena calidad, porque todo y todos requieren de atención.

Anticiparse a las situaciones de la vida nos ayuda a mantenernos con una visión larga, viendo un poco más allá de las circustancias muy próximas. Cuándo tomamos en cuenta varios aspectos de nuestra vida crecemos, cuándo incluímos a más personas, nos expandímos, cuándo ponemos a Dios en el centro nos enriquecemos.

Ser previsor significa contemplar con anticipación las posibles contingencias de una situación y considerar cómo puedo solucionar esas contingencias en caso de que sucedieran, no se trata de ver lo negativo, sino tener posibles soluciones en caso de que algo no salga de determinada manera, y de esa forma evitar la frustración o el fracaso. Ser prevenido espiritualmente es evitar aquellas personas situaciones o cosas que me alejan de la presencia de Dios en mi vida, manteniéndome siempre alerta a lo que es escencial para vivir en plenitud.

Dios te dice:  Prepara cada día el tiempo en que hemos de encontrarnos para dialogar, aprende a escuchar mi voz en tu interior y dáte la oportunidad de conocerme cada día, porque yo te conozco como la palma de mi mano.

Oración: Gracias padre bueno por haberme creado por amor, y  msotrarme el camino que me lleva a tí, oro por los que no tienen una esperiencia de vida junto a tí, por Jesucristo Nuestro Señor,
Amén.
 

Con todo mi cariño, y enorme respeto,
Edith Rizo

Aclamación: “Estén preparados porque no saben a que hora va a venir el hijo del hombre.”  Evangelio:   Mateo  (24, 42-51)

“Dichoso ese servidor, si al regresar su amo lo encuentra cumpliendo con su deber.
Hacer siempre lo que debo de hacer, cuándo lo debo de hacer, en la manera y tiempo en que lo debo de hacer…puede sonar como una utopía, pero es posible, con esfuerzo y disciplina, finalmente, seré yo mismo quién disfrute las consecuencias.

Ser cumplido en la escuela, en el trabajo, en la casa, hacer lo que me corresponde con buen ánimo, es una disciplina que sólo se logra si se hace por amor. Tenemos la libertad como regalo hermoso, Dios jamás nos impone algo, permite que decidamos por nosotros mismos, aunque nuestras decisiones traigan consecuencias lamentables a nuestra vida.

No podemos ir por la vida culpando a otros de lo que nos sucede, no importa se ellos se han equivocado, lo que importa es la menera en la que yo me comporto, lo que yo decido, lo que yo hago o dejo de hacer, esa es la manera de ser responsable de cada uno de nuestros actos, y al aceptar esta responsabilidad, maduramos y crecemos.

Dios te dice:  Tu voluntad la respeto cada minuto en que tienes vida,porque ha sido uno de los regalos que quiero compartir contigo, tómala, acéptala y sé responsable de lo que esto conlleva, así estarás madurando.

Oración:  Padre, tu bondad es para siempre, me has creado por amor y lo manifiestas haciéndome libre, respetándo mis decisiones, gracias! Pido de tu luz y tu guía para caminar siempre hacia tí, por Jesucristo Nuestro Señor, Amén.

Con todo mi cariño, y enorme respeto,
Edith Rizo

Aclamación: “Maestro, tu eres el hijo de Dios, tu eres el Rey de Israel.” Evangelio:   Juan  (1, 45-51)

“Ven y lo verás…”
Con el paso del tiempo, la vida nos deja heridas de batalla que se quedan como cicatrices en el alma, el dolor, la desilusión, la traición, vienen a la puerta de todos los seres humanos, “No hay un corazón desocupado.”

Jesús es aquel de quién escribieron los profetas, el mesías esperado, que viene a habitar en medio de su pueblo para darle sentido a las escrituras, a explicarnos que Dios es un padre bueno, y a enseñarnos a vivir con y en el amor.

¿Tu ya encontraste a Jesús? ¿Dónde lo has estado buscando? Jesús está más cerca de lo que te puedes imaginar, tan cerca que hasta le puedes tocar, pero debes salir a buscarle. Hay que ponerse en marcha! Cada día sucede el más grande de los milagros: Jesús se hace presente en la Eucaristía y no pone límites, llama y espera para ver quién atiende a su llamado, espera pacientemente…

Dios te dice:  Mi manera de mostrarte lo mucho que te quiero es por medio de mi Hijo, el amado, acércate a él, conócele, escucha su voz que te susurra suavemente: “Aquí estoy.”

Oración:  Dios todopoderoso, tu amor no tiene límites, de tiempo o de espacio para tí no hay imposibles, tus planes exactos, tu tiempo perfecto, hoy te alabo y te bendigo porque entregarnos el más grande de los regalos: tu hijo, el amado para vivir en medio de nosotros, gracias Padre, por tanto amor!

 Con todo mi cariño, y enorme respeto,
Edith Rizo

Aclamación: “La Palabra de Dios es viva y eficaz y descubre los pensamientos e intenciones del corazón.” Evangelio:   San Mateo (23, 23-26)

“…mientras que por dentro siguen sucios…”
Lo que endurece el corazón es la falta de amor. Nuestros actos son el  reflejo de lo que está pasando por nuestra mente y de aquello que se ha anidado en nuestro ser, resentimientos, envidias, rencores, celos o paz, plenitud, tranquilidad, agradecimiento, alegría.

Nuestras intenciones se asoman y son transmitidas a los demás como una carga invisible en las palabras, así aunque pronunciaras palabras en tono dulce, si tu intención no es sincera, en realidad esta se percibe, por eso hay ocasiones en que desconfiamos de otros o los demás desconfían de nosotros.

Un corazó limpio es un corazón libre, el que no carga con sentimientos que te dañana a ti mismo; si tienes resentimiento contra alguno, esa persona no es quién carga con el resentimiento, eres tú, y entre más tiempo le des hospedaje en tí, se hará un huesped difícil de sacar, abrir nuestro corazón, examinarlo y sacar lo que me estorba en el sacramento de la reconciliación es entrar en el descanso del alma, y recibir las bendiciones que Dios tiene desde hoy para tí.

Dios te dice:  Ven, acércate a beber de las aguas de la reconciliación, calma tu sed con mi amor, recibe mi bendición, te comparto mi Espíritu, aligera tu carga descansando en mi regazo.

Oración:  Gracias Padre, por tu bondad y misericordia infinita, que se manifiesta cada día, dame un corazón de niño, un corazón alegre y puro un corazón lleno de amor por ti, por Jesucristo nuestro Señor, Amén.
 
Con todo mi cariño, y enorme respeto,
Edith Rizo

INTENCION DEL SANTO PADRE GENERAL MES DE DICIEMBRE

POR LA CONCORDIA Y LA PAZ "Para que todos los pueblos de la tierra, a través del conocimiento y el respeto recíproco, crezcan en la concordia y la paz."

INTENCIÓN DEL SANTO PADRE PARA EL MES DE DICIEMBRE

INTENCIÓN MISIONERA. " Para que los niños y jóvenes sean mensajeros del Evangelio y para que su dignidad sea siempre respetada y preservada de toda violencia y explotación "

Únete a otros 50 seguidores

Blog Stats

  • 17,723 hits

Reflexiones

A %d blogueros les gusta esto: